DIGITALIZACIÓN


La Transformación Digital pasa por tres elementos clave: la tecnología, los procesos y las personas.


Las nuevas empresas ya nacen digitales pero las que llevan ya años en el mercado tienen que adaptarse al nuevo entorno. Antiguamente, las empresas basaban sus decisiones en su instinto y sus experiencias pasadas pero ahora el mercado exige que las decisiones empresariales se basen en hechos y cifras, no en simples corazonadas. La capacidad de convertir las tendencias históricas y los datos en tiempo real en información que les permita pasar a la acción allana el camino para lograr mejoras de rendimiento.

La digitalización en la cadena de suministro y los procesos de la empresa no solo ayuda a mejorar el rendimiento y a reducir los costos, sino que también es fundamental para lograr la flexibilidad de responder y anticipar la demanda de los clientes.
La Transformación Digital pasa por tres elementos clave: la tecnología, que impulsa los cambio, los procesos y por último, las personas, que son quienes interactúan en esos procesos. Ningún tipo de cambio es posible sin las personas.

El acceso a los datos no es suficiente para que una empresa mantenga su ventaja competitiva. Los empleados de cualquier nivel de responsabilidad deben poder tomar medidas basadas en la información disponible. Para ofrecer el mejor análisis, los datos de trabajo deben ser fiables y estar preparados correctamente. La inexactitud de los datos no es el único factor que puede estropear una previsión, también lo es que la información esté descentralizada en varias ubicaciones y en distintos formatos y que no se encuentre debidamente consolidada. Y el primer paso para la digitalización es la captura de los datos de planta.


La digitalización es uno de los puntos clave de la Industria 4.0 y desde el equipo de InBCS podemos ayudar a las empresas a satisfacer las necesidades de sus clientes, mejorando sus procesos y buscando las mejores soluciones de digitalización para su negocio.